Skip to content
VM Samael Aun Weor: Psicologia Alquimia Astrologia Meditación Cábala Gnosis
Conocimiento y comprensión son diferentes. El primero de estos es de la mente, el segundo del corazón
Gnosis | VOPUS arrow Mística/Religión arrow Las enseñanzas del Buddha

Las enseñanzas del Buddha

Imprimir E-Mail
escrito por Editor VOPUS   
Buddha- Iluminación- 4 Cuatro Verdades

Ser un Buddha es alcanzar el estado de «Iluminación». Siddharta Gautama logró la iluminación en aquella noche gloriosa, después de haber vencido a Mara, dirigió la mente a la destrucción completa de los 4 venenos, emancipándose totalmente del veneno de la concupiscencia, el veneno del amor al existencia ( el apego ), el veneno de la falsa opinión (engaño, superstición ) y del veneno de la ignorancia (ignorancia de las santas verdades ).

El proceso de Gautama antes de llegar a la Iluminación, ya lo sabemos: Renunciamiento a las comodidades, que tanto ahora como en aquel entonces nos mantienen atados y dormidos, funcionando siempre como autómatas, yendo del placer al dolor, del gozo al sufrimiento, de la cuna a la tumba. De la muerte al retorno a la vida, sin salir nunca de la tediosa rueda de nacimientos y muertes de la ruda del Samsara. El se propuso salir y se propuso también enseñar a los demás seres como salir de ella. Descubrió que lo que nos ata aquí, a esta vida, son los deseos producidos por los múltiples agregados que todos portamos en nuestro interior. Sólo eliminando esos agregados, podríamos acceder a la dicha de un corazón tranquilo.

«Llegar a la comprensión de dichos agregados, es indispensable para la iluminación de nuestra psiquis».

La psiquis es la parte anímica de nuestro cuerpo físico, en donde se van acumulando poco a poco nuestros deseos, conformando entidades extrañas que como malos hijos nuestros, demandan continuamente alimentos para seguir subsistiendo, incitándonos así a comer las mismas acciones negativas que en un primer momento se nos ocurrió realizar.

Buddha vio como repetimos vidas y vidas los mismos actos, manteniéndonos encarcelados por nuestras propias creaciones egoicas. Sin poder experimentar la verdadera felicidad del Ser, que es el estado propio de un hombre que se ha unido como su Buddha íntimo.

Sabemos también que para despertar hay que mantenerse en el medio.

Ni placer, ni dolor, ni en una gran alegría, ni en una gran tristeza... Siempre en el equilibrio. Esto, poco a poco nos conforma una mente sana y armoniosa, capaz de comprender toda sombra egoica hasta en el último rincón oscuro de nuestra mente.

El Buddha siempre decía: «Busca la iluminación y lo demás se os dará por añadidura».

Como hemos visto; el mayor enemigo de la Iluminación es el Yo... El Yo es el nudo fatal en el fluir de la existencia, de la vida libre en su movimiento.

Una vez disuelto el Yo ó los agregados psicológicos como los llaman los Tibetanos, será posible vivir de instante en instante y experimentar lo Real.

Para el Budhismo es esencial algo que se le llama las 4 santas verdades.

LAS 4 SANTAS VERDADES

LAS 4 SANTAS VERDADES- Buddha

La Primera Santa Verdad es que hay sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, el nacer es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, el dolor y la desesperación es sufrimiento, el contacto con lo desagradable es sufrimiento, el deseo insatisfecho es sufrimiento, los cinco agregados de la mente y el cuerpo que producen los deseos, son sufrimientos.

La Segunda Santa Verdad es que el sufrimiento se origina en los deseos que causa el renacimiento y están acompañados por el placer sensual; buscando la satisfacción en este plano físico y en el más allá del ansia de placeres, el ansia de nacer de nuevo, el ansia de ser aniquilado.

La Tercera Santa Verdad es el cese del sufrimiento es la verdadera ausencia de pasión, la destrucción completa de esa ansia de placeres, de esa ansia de nacer y de esa ansia de ser aniquilado; el no albergar más ese ansia provoca el cese de sufrimiento.

La Cuarta Santa Verdad es el camino que conduce al cese y supresión del dolor, es la vía que lleva a la eliminación de Mara y a la contemplación de la Verdad Última del Ser y por lo tanto a la Suprema Felicidad sin Límites.

Este camino, según Buddha era octuple, se vino a llamar el NOBLE SENDERO OCTUPLE.

Este noble sendero ha de recorrerse en sus 8 puntos sin descuidarse uno solo, solamente así, uno se puede convertir en Buddha:

  1. VISIÓN RECTA.
    Es ver de acuerdo a la realidad de que existe sufrimiento, su causa, su cese y el camino que conduce al cese.
  2. PENSAMIENTO RECTO.
    Pensamiento libre de sensualidad, mala voluntad y crueldad.
  3. LENGUAJE RECTO.
    Lenguaje libre de engaño, insulto, malicia y estupidez.
  4. ACCIÓN RECTA.
    Acción libre del asesinato, robo, adulterio, mentira e intoxicantes.
  5. VIDA RECTA.
    Cuando el discípulo evita un comercio perverso (adivinación, usura, armas, seres vivos, carne, intoxicante y venenos ) y se gana la vida por medios rectos y honorables.
  6. ESFUERZO RECTO.
    Con el esfuerzo recto se impiden los pensamientos negativos y se desarrollan los positivos.
  7. ATENCIÓN RECTA.
    Cuando el devoto vive atento y sabe que el cuerpo, los sentimientos, la mente y los pensamientos son impermanentes y están sometidos a la decadencia.
  8. CONCENTRACIÓN RECTA.
    Es la unidireccionalidad de la mente mediante ejercicios respiratorios y meditaciones especiales.

Los Buddhas sólo enseñaban el camino. Nosotros mismos tenemos que hacer el esfuerzo.

No cometer ofensas morales, hacer el bien, y limpiar el propio corazón: esa es la enseñanza de todos los Buddhas.

Después de reflexionar en las 4 santas verdades y el camino que conduce al cese del sufrimiento, el Buddha nos dice las DOCE CAUSAS DEL ETERNO RETORNO, el origen del sufrimiento o la explicación del porque volvemos a nacer una y otra vez en este reino o en otros.

NOBLE SENDERO OCTUPLE- Buddha
  1. Hay Ignorancia.
  2. La ignorancia condiciona las formaciones mentales.
  3. Las formaciones mentales condicionan a la conciencia.
  4. La conciencia condiciona la mente y el cuerpo.
  5. La mente y el cuerpo condicionan los sentidos.
  6. Los sentidos condicionan el contacto.
  7. El contacto condiciona la sensación.
  8. El sentimiento condiciona el deseo.
  9. El ansia condiciona el apego.
  10. El apego condiciona el proceso de llegar a Ser.
  11. El proceso de llegar a ser condiciona el renacimiento.
  12. El renacimiento condiciona la decadencia y la muerte, así mismo la pena, lamentación, dolor y desesperación.

Para entender en todo su profundo significado de estas doce causas del eterno retorno hay que apelar a la gnosis de todos los tiempos.

Hemos de saber que el último eslabón es la ignorancia.

La ignorancia es todo lo contrario al conocimiento, y es indudable que conocimiento es Gnosis, Gnosis es la llamada de la llamada, con la cual podemos hacer luz hasta en el rincón más apartado del universo. Gnosis es el fuego devorador que consume toda ignorancia y es capaz de ofrecer a la Esencia la Verdad Última y la liberación total de todo encadenamiento a la Rueda del Samsara.

Tal y como vio Sakyamuni el origen de la causa de nuestro sufrimiento coincide grandemente con las diferentes regiones Sephiróticas del universo y veamos nosotros de que manera:

  1. Hay Ignorancia.
    La chispa virginal emanada del Absoluto no tiene Autorrealización y Auto-Conciencia de sí misma, por tanto necesita adquirir experiencia y necesita irse desdoblando plano tras plano pasando por el siguiente.
  2. La ignorancia condiciona las formaciones mentales.
    Hermes Trismegisto dice: «Todo es mente, el universo es mental», por tanto los siguientes desdoblamientos de la Monada o chispa Virginal ya están condicionados por la ignorancia y arrastran visión subjetiva del mismo universo que nos rodea.

Continuará.

Las enseñanzas del Buddha- Cuatro Verdades
AddThis Social Bookmark Button
Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy
 
< La vida del Buddha   Mentiras de la Iglesia Católica >

Conocimiento Universal

Ciencia
Arte
Filosofía
Mística/Religión